Comunidad Km11

Parroquia Sagrado Corazón de Jesús

Mensaje Al Pueblo De DIOS

Los obispos argentinos compartimos “los gozos y las esperanzas, las tristezas y las angustias” del pueblo al que pertenecemos y servimos en esta hora delicada y providencial de nuestra vida nacional.

Desde nuestra fe acudimos a Jesucristo, Señor de la historia, y le dirigimos una súplica confiada para poner bajo su mirada protectora las preocupaciones, desvelos y esperanzas de los argentinos. A Él le ofrecemos nuestro compromiso pastoral en favor del pueblo, especialmente de sus miembros más pobres, débiles y sufrientes.

Por ello peregrinamos, como lo hace el pueblo creyente, a la casa de nuestra Madre de Luján para pedirle que Ella interceda ante su Hijo por las necesidades más urgentes de la Patria. De modo particular queremos pedirle que nos ayude a los argentinos a:

1. valorar y construir con empeño perseverante la amistad social entre todos los habitantes de nuestra Patria, desterrando desencuentros, odios, rencores y enfrentamientos y promoviendo la equidad y la justicia para todos;

2. favorecer y cultivar la disposición al diálogo genuino en la verdad y el respeto entre personas y sectores, como camino indispensable en la búsqueda del bien común;

3. afianzar las instituciones democráticas de la República y el federalismo, respetando la Constitución Nacional, garantía para todos de una convivencia pacífica e incluyente.

Invitamos a todos los fieles a unirse a este gesto orante y a retomar la “oración por la Patria”, tan apreciada en nuestras comunidades, como primero y principal servicio que los católicos argentinos queremos ofrecer a nuestra querida Nación.
 

95ª Asamblea Plenaria de la Conferencia Episcopal Argentina
Pilar, 8 de abril de 2008

junio 25, 2008 Posted by | Reflexiones | Deja un comentario

No Digas Padre Nuestro

No digas padre nuestro

 

No digas: PADRE
Si cada día no te comportas como hijo.

No digas: NUESTRO
Si vives aislado en tu egoísmo

No digas: QUE ESTAS EN LOS CIELOS
Si solo piensas en las cosas terrenales.

No digas: SANTIFICADO SEA TU NOMBRE
Si no lo honras, ni lo alabas.

No digas: VENGA A NOSOTROS TU REINO
Si lo confundes con el éxito material.

No digas: HAGASE TU VOLUNTAD
Si no lo aceptas cuando es dolorosa.

No digas: DANOS HOY NUESTRO PAN DE CADA DÍA
Si no te preocupas por la gente que tiene hambre.

No digas: PERDONA NUESTRAS OFENSAS
Si guardas rencor a tu hermano.

No digas: NO NOS DEJES CAER EN LA TENTACION
Si tienes la intención de seguir pecando.

No digas: LIBRANOS DEL MAL
Si no tomas partido contra el mal.

No digas: AMEN
Si no has entendido o no has tomado en serio las palabras del padre nuestro.

 

 

 

 

 

 

junio 25, 2008 Posted by | Reflexiones | Deja un comentario